Puerto

No fue en el recinto portuario robo de contenedores

Por: Gerardo Buendía


Fuentes confiables que no deben revelarse para no entorpecer las investigaciones, han señalado que el robo de los 20 contenedores fue en el patio MAM a las afueras de la Ciudad y Puerto de Manzanillo en donde dichos contenedores fueron sustraídos no del recinto portuario ni de ninguna terminal, los veinte contenedores que, según algunos medios de comunicación, fueron robados con minerales como oro, plata, zinc fueron hurtados de un patio, al parecer irregular, ubicado sobre la Calle Algodones.

De acuerdo a versiones que se han conocido en portales informativos, y algunos medios impresos nacionales, no confirmadas, por cierto, los responsables del atraco ingresaron al lugar, inmovilizaron al personal y luego, con toda la tranquilidad se llevaron la carga en tractocamiones. Versión que está siendo investigada por la Fiscalía General del Estado como parte a todo robo para comprobar la veracidad de estas declaraciones.

Es competencia del Ayuntamiento la otorgación de permisos de patios y de todo género comercial, y es también su responsabilidad garantizar, a través de la policía preventiva municipal, la seguridad de los ciudadanos, así como ofrecer la vigilancia en empresas de la iniciativa privada y negocios comerciales.

La cantidad de patios irregulares, cerca de 250, son responsabilidad del ayuntamiento y operan sin supervisión alguna por parte de estas autoridades, careciendo de requerimientos básicos tales como: cerca perimetral, personal de vigilancia, circuito cerrado de televisión, control de accesos, etcétera. Lo que provoca una verdadera anarquía, así como caos en el tráfico de vehículos y de carga.

De entrada, es poco creíble que los contenedores robados hayan llevado los metales mencionados, porque eran contenedores importados, y en México no existe una industria capaz de procesar esos metales en gran escala.

Por lo anterior, es preocupante que, por la falta de investigación, de algunos medios impresos, digitales, radiofónicos y televisivos, principalmente, difundan información sesgada, llena de rumores e inexactitudes que afecta lamentablemente la imagen del puerto comercial.

Debe ser inquietante que empresarios de todo el mundo, interesados en invertir en el puerto, conozcan esa información llena de mentiras. Noticias alarmistas como esas ahuyentan a los hombres de empresa y generan desconcierto en quienes tienen inversiones en Manzanillo. No debemos olvidar que Manzanillo es el puerto más importante de México.

Mueve más de 3 millones 300 mil contenedores por año y aporta, también anualmente, más de 130 mil millones de pesos por recaudación de impuestos para la hacienda nacional. El puerto comercial genera miles de empleos directos e indirectos y es la columna vertebral de la economía del Estado y de una amplia región del país.


Si bien no se puede negar lo preocupante del robo de los 20 contenedores, los cuales contenían aires acondicionados y equipos electrónicos y además, la gravedad de la situación de inseguridad que se vive, es aún peor que, con total irresponsabilidad y falta de honestidad se publique información falsa o tendenciosa que afecta duramente la imagen del puerto más importante de México que, reiterativamente debemos decir, es el motor económico de la región y del Estado de Colima.


Ahora bien, ya con las cartas sobre la mesa, habría que lanzar un llamado a los usuarios del puerto, una invitación a poner especial cuidado en la selección de servicios especializados legales, estudiando a sus proveedores y contratando a aquellos que puedan garantizar la seguridad en sus procesos y servicios, evitando cualquier falsa información que afecte sus buenas decisiones y, sobre todo, a no dejarse llevar por el engañoso ahorro al emplear patios y servicios irregulares.

NUEVA REVISTA