Destacadas Reportajes

¿Por qué invertir en un seguro privado estás vacaciones?

Encuestas generales realizadas en varios países hispanoparlantes afirman que la cantidad de personas que estarían interesadas en contar con un seguro privado -sea de salud, de viajes, contra accidentes, gastos médicos mayores o hasta aseguramiento de objetos- es muy elevada; aunque la realidad es que muchas personas -la gran mayoría- aún no cuentan con estos servicios

Los planes de insurance ofrecidos por muchas empresas de seguros en México son diversos y posiblemente alguno se acerque a lo que una persona, pareja o familia entera espera de un buen seguro privado. Sin embargo, cuando se habla de vacaciones suele hablarse mayormente de los seguros de viajes, de los de protección de robo de objetos y demás, aunque a nivel general invertir en seguros privados guarda relación, en cuanto a sus razones o ventajas, con todos los tipos de éstos.

Respaldo y tranquilidad

En la vida moderna, colmada de responsabilidades y ocupaciones, una de las sensaciones más gratificantes que puede sentir una persona es la tranquilidad; la certeza de que todo, pase lo que pase, estará dentro del marco de lo resoluble.

Y en ese sentido, tener un seguro privado con empresas confiables es precisamente eso: tener tranquilidad y la sensación de un respaldo que cuando sea necesario allí estará para brindar su apoyo. Sea un seguro de viajes que proteja cuando se retrase un vuelo o se extravíe el equipaje; un seguro médico que permita atención prioritaria y de calidad en centros clínicos de primer nivel; o un seguro contra robo de dispositivos electrónicos que compense monetariamente las pérdidas, la sensación de tranquilidad es indescriptible y en sí misma amortiza desde el primer momento el coste de cualquier seguro.

Riesgos reducidos al mínimo

La vida es una sucesión de momentos aleatorios, una cuestión inherentemente fortuita. Por esa razón, incluso cuando se estima tener todo bajo control, actos fortuitos y desafortunados pueden ocurrir. Un accidente estando en el hogar, una catástrofe natural, una fuga, un cortocircuito de algún aparato, un robo, una enfermedad, todo puede cambiar sin la menor apariencia de poder hacerlo.

Lo mejor, cuando eso sucede, es tener una cobertura que pueda reducir los riesgos o las consecuencias al mínimo. Posiblemente los riesgos o las causas no se puedan mitigar, porque no dependen exclusivamente de las personas involucradas, pero sí se pueden reducir considerablemente los efectos o los riesgos de pérdidas económicas, humanas o materiales. Y justo allí tiene todo el sentido del mundo contar con un seguro privado, porque ofrecerán una cobertura que permita actuar rápidamente, sea cual sea el caso.

Un producto amortizable a corto plazo

Si bien muchas personas pueden considerar que los seguros médicos resultan ser un gasto innecesario, lo cierto del caso es que son productos que parecen un gasto mientras no se están utilizando, porque se ha contado con la suerte de que ningún hecho ocurrido en el día a día ha necesitado su utilización.

Sin embargo, todo cambia cuando surge la necesidad de contar con el respaldo que brindan los seguros, sean médicos, de automóviles, de hogares, de viajes o de lo que sea. En esos casos, ante la primera necesidad de contar con su cobertura, la diferencia económica y de tranquilidad que representa contar con un seguro hace que todo coste sea ínfimo comparado con la solución que ofrecen.

Por ejemplo, un seguro médico es enormemente económico cuando se mira su cobertura al momento de un accidente que requiera intervención quirúrgica u hospitalización; así como también un seguro contra robos resulta económico cuando se necesite la cobertura para el extravío de un dispositivo móvil de alta gama con información confidencial dentro. Allí, la diferencia entre tener un seguro privado y no tener el respaldo de estos servicios es abismal, haciendo que todo esfuerzo por su contratación no sólo valga la pena, sino que sea considerada como una de las decisiones más inteligentes que se pueden tomar en la actualidad.

NUEVA REVISTA